Your are here: Home // INTERNACIONALES // Legisladoras latinas dan la pelea por seguro médico para indocumentados en NY

Legisladoras latinas dan la pelea por seguro médico para indocumentados en NY

James García lleva dos años viviendo en Nueva York, y aunque trabaja como ayudante de mesero en un restaurante, con lo que se gana la vida, confiesa que su bolsillo se ha visto desangrado cada vez que necesita servicios médicos, para tratar el asma que padece desde que era muy joven.

“Aquí el asma se me ha complicado un poco, porque por no tener mi estatus migratorio no puedo tener un seguro y cuando he tenido que buscar doctores, voy a Plaza del Sol (clínica comunitaria en Corona con recursos de la Ciudad). Pago $25 por consulta y por medicamentos como unos $80 de forma mensual, y muchas veces me veo corto y me afecta hasta para pagar la renta”, confiesa el colombiano.

Por su estatus migratorio, James no puede acceder a seguro de salud, ya que las leyes actuales no permiten que indocumentados compren un seguro médico privado a costo completo, en el mercado de seguros del estado.

Tampoco son elegibles para créditos tributarios de primas o copagos reducidos. Y aunque el alcalde Bill de Blasio anunció este año la inversión de $100 millones en el programa “NYC Care”, que empezará en El Bronx en el verano, y ofrecerá cobertura médica integral y asequible a más de 600,000 neoyorquinos sin seguro de salud, solo hasta el 2021 estará completamente disponible en todos los cinco condados. Hasta entonces, miles de inmigrantes como el colombiano, seguirían sin protecciones médicas.

Y para tratar de hacerle frente a la falta de acceso a un seguro, y que los indocumentados del estado de Nueva York, calculados en 1 millón, puedan tener el derecho de tramitar ese beneficio médico a bajo costo, sin depender de subsidios de emergencia disponibles para esta comunidad, acaba de introducirse un proyecto de ley en Albany.

La asambleísta Catalina Cruz y la senadora estatal Julia Salazar, presentaron esta semana los proyectos S.4578 y A.6791, que de convertirse en ley, requerirán que el Mercado de Salud del Estado de Nueva York (New York State Health Benefit Exchange) provea acceso a seguro médico a los inmigrantes indocumentados que tengan la capacidad de cubrir el costo, sin la ayuda de subsidios estatales y federales.

“Proveer acceso a cuidado médico a los inmigrantes indocumentados por medio del Mercado de Salud del Estado de Nueva York es fiscalmente sensato y en el mejor interés de la seguridad y la salud pública”, aseguró la asambleísta Díaz, miembro del Comité de Niños y Familias de la cámara baja de la Legislatura, quien defendió ese derecho como un acto de humanidad. “Debido a que en la actualidad la adquisición de seguro de salud es ilegal para los inmigrantes indocumentados, la mayor parte de ellos no pueden recibir los servicios de salud preventiva más básicos”.

La líder política de Corona, Queens, donde reside una amplia población inmigrante, agregó que los efectos de negarle a personas sin documentos la opción de pagar por un seguro médico a bajo costo, cuando gran parte de ellos podría costearlo, tiene consecuencias devastadoras, no solo para los individuos que no reciben atención, sino para los hospitales, cuyas salas de emergencia terminan siendo saturadas.

“Permitirle a los inmigrantes indocumentados comprar seguro médico les provee acceso asequible a cuidado preventivo de salud, reduce el uso de las sobrecargadas salas de emergencia y baja el costo de las primas del seguro médico gracias al incremento de individuos participando en el mercado, osea que beneficia a todos”, dijo la colombiana.

Cruz agregó que actualmente los indocumentados solamente pueden beneficiarse de los planes de emergencia que ofrecen los hospitales a través del Medicaid y unos programas reducidos manejados por la Ciudad, donde los portadores de tarjetas especiales pueden visitar centros clínicos específicos, como el hospital de Elmhurst, en Queens, pero no tienen cobertura plena en servicios ni medicamentos, al igual que primas de copagos reducidas, ni pueden acceder a todo tipo de especialistas.

La senadora Salazar, presidenta del Comité Permanente para Asuntos de la Mujer de la cámara Alta de Albany, destacó que sin el acceso de la comunidad inmigrante a los seguros médicos, el Estado no puede jactarse de ser un estado protector.

“Permitirle a los residentes indocumentados participar plenamente en nuestra sociedad es primordial para nuestra ciudad y nuestro estado si queremos hacer honor al nombre de estado santuario, y hoy en día nos estamos quedando cortos”, aseguró la legisladora de Brooklyn. “Permitir la participación en el mercado de salud del estado a este grupo de personas es esencial para afrontar asuntos de salud pública y la protección del cuidado de la salud como un derecho humano”.

James García sería uno de los miles de potenciales beneficiarios de la nueva ley.

“Si en Nueva York autorizan que nosotros podamos tener un seguro médico pagado por nosotros mismos, eso a mí me ayudaría muchísimo, porque no solo me saldrían más baratos los gastos de doctores, sino que podría tener un control permanente de mi problema de asma, ir a que constantemente me valoren los médicos y que me suministren un porcentaje de reducción de costos en los medicamentos”, dijo el colombiano.

La mexicana Leocadia Flores, quien en octubre pasado estuvo internada en un hospital de Astoria, luego de ser llevada a la sala de emergencias, tras desvanecerse repentinamente en la calle cuando iba a su trabajo en una lavandería, al no tener el derecho de pagar un seguro médico, tuvo momentos de angustia cuando le llegó una cuenta de más de $40,000 por gastos médicos.

“Si tuviera un seguro, ellos harían esos pagos, pero sin seguro uno queda desprotegida. Gracias a Dios que en Make the Road me ayudaron a tramitar un seguro de emergencia que cubrió esos pagos”, dijo la trabajadora, quien a pesar de ello se quedó “ahorcada” por ciertos gastos de salud que tuvo que cubrir.

Theo Oshiro, codirector de la organización Make the Road Nueva York y encargado de asuntos de salud, explicó que el seguro que benefició a la mexicana es el llamado “Medicaid de emergencia”, el único que la comunidad indocumentada puede obtener, y que es limitado a casos de emergencias. El activista agregó que el proyecto de Díaz y Salazar cambiaría la vida de miles de familias, como las más de 600 que esa asociación ha ayudado a conectar con servicios de cuidado médico en hospitales y clínicas locales que brindan servicios sin importar el estatus legal.

“Este proyecto es un paso muy grande hacia adelante justo ahora en que todos sabemos que la comunidad inmigrante está bajo ataque, por muchas razones a nivel federal, y es un paso concreto al acceso a la salud de la comunidad inmigrante, que también ayudaría a prevenir emergencias, a través de visitas frecuentes a los doctores para que detecten enfermedades crónicas, y asegurar que las personas están saludables”, dijo el activista. “La realidad hoy es que muchos inmigrantes no van al doctor porque no tienen seguro y al final terminan yendo a la sala de emergencias, cuando tienen una situación más seria”.

Steve Choi, director de la Coalición de Inmigración de Nueva York, urgió a la Legislatura estatal a que convierta en ley el proyecto de acceso a seguro médico para indocumentados, que describió como un derecho humano que no se garantiza en el Estado de Nueva York.

“Este proyecto de ley es un importante primer paso encaminado a reducir la discriminación de seguros de salud en contra de las comunidades de inmigrantes indocumentados”, dijo Choi. “El Estado necesita afrontar el tema de la asequibilidad haciendo que todos los neoyorquinos de bajo ingreso, independientemente de su estatus migratorio, sean elegibles a recibir cobertura bajo el Plan Esencial”.

Actualmente, el Mercado de Seguros de Salud de NYS ofrece una serie de opciones de pólizas de seguro médico a bajo costo. Una familia de tres miembros puede acceder a seguro con un pago mensual de $110, que incluye cuidado de salud preventivo y cuidado primario.

Javier Valdés, codirector ejecutivo de Make the Road New York, aseguró que permitir a los inmigrantes indocumentados comprar seguro médico asequible y de calidad, es una prioridad, pero al mismo tiempo urgió al Estado para que invierta recursos que garanticen que los neoyorquinos más pobres no se queden por fuera del beneficio. El llamado es a crear un fondo que provea cobertura a aquellos que no puedan sufragar el costo completo de un seguro médico.

“Además de permitirle acceso al mercado de salud a los inmigrantes, el Estado debe crear una asignación de fondos de $532 millones para crear un Plan Esencial financiado estatalmente para todos los neoyorquinos que tengan ingresos de hasta 200% sobre el nivel de pobreza, muchos de ellos excluidos por su estatus migratorio”, dijo Valdés..

La intención de las proponentes del proyecto, quienes destacan que además el Estado y la Ciudad se ahorrarían millones en recursos que actualmente se destinan a ofrecer servicios médicos a indocumentados sin seguro, es que las dos cámaras fijen en los próximos días fechas para llevar la iniciativa al piso y discutirlo.

Y aunque tanto Cruz como Salazar aseguran que la “pelea” no será fácil, consideran que al no requerirse fondos del Estado en su ley, y generar beneficios para todos, existe la esperanza de que sea aprobado antes de que se cierre la actual sesión legislativa en junio, y que su implementación sea de carácter inmediato. Así neoyorquinos como James y Leocadia, podrían empezar a ver a sus doctores para tratar sus dolencias, con la autonomía y protecciones que les brindaría tener un seguro pagado por ellos mismos.

Datos

1 millón de indocumentados se estima viven en el Estado de Nueva York
600,000 se estima que viven en la Gran Manzana
$100 millones planea invertir la Ciudad en su programa “NYC Care”, que empezará a implementarse en el verano en El Bronx, y que solo daría cobertura a todos los indocumentados en 2021
$532 millones piden activistas para crear un Plan Esencial de seguro médico financiado estatalmente para los neoyorquinos con ingresos de hasta 200%, sin importar el estatus migratorio
600 familias, cada una con 3 0 4 miembros, ha ayudado Make the Road a conectar con servicios de cuidado médico en hospitales y clínicas locales
4000 elegibles para seguro médico por su estatus, han sido ayudadas a adquirir pólizas de bajo costo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

filed under: INTERNACIONALES

Comments

Leave a reply

 

 

DALE AQUI



DALE AQUI




EN EL EJIDO

Controlandoelejido.net . Designed and Hosted by JevHosting