Your are here: Home // INTERNACIONALES // Neoyorquinos están más gordos, deprimidos y duermen menos

Neoyorquinos están más gordos, deprimidos y duermen menos

Todos sabemos que vivir en Nueva York no es cosa fácil. El constante estrés, el frenesí y el rápido ritmo de vida que tenemos en esta ciudad puede tener resultados adversos en el bienestar y la calidad vida de sus residentes. Y, cuando esto se traduce en los riesgos para la salud física y mental, las noticias no son muy prometedoras.

Una serie de estudios médicos dados a conocer este martes revelaron que, en promedio, los neoyorquinos continúan estando más sedentarios, más obesos; tienen más diabetes y duermen muy poco. Esto a pesar de las iniciativas de Salud Pública que por años se han implementado en la ciudad como la reducción en el consumo de sodio y calorías y el aumento de más frutas y vegetales.

El análisis, elaborado por el NYU School of Medicine y el Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York (DOHMH), también reveló otra preocupante realidad: los residentes de la Gran Manzana se sienten más deprimidos, siendo las mujeres y los latinos los que experimentan más síntomas de depresión.

Para realizar el estudio, que fue publicado en el ‘The Journal of Urban Health‘, investigadores realizaron exámenes físicos, pruebas de laboratorio y entrevistas a más de 1,500 residentes adultos de la ciudad de Nueva York que representaron todos los géneros y razas en los cinco condados de la ciudad. Los datos fueron recopilados a través del ‘NYC Health and Nutrition Examination Survey (NYC HANES), que se realizó primero en 2004 y luego en 2013-2014.

“Por primera vez, observamos a largo plazo la salud física de los neoyorquinos utilizando medidas objetivas, como colesterol en la sangre y niveles de azúcar, dieta, peso, salud mental y enfermedades crónicas”, dijo la epidemióloga Lorna Thorpe. , PhD, MPH, una de las investigadores principales del estudio, quien es directora y profesora de la División de Epidemiología en el NYU Langone Health.

La doctora Thorpe ayudó a realizar la encuesta de 2004 mientras trabajaba para el DOHMH. “Esta información es fundamental para médicos y creadores de políticas para identificar y abordar tendencias problemáticas, como estilos de vida cada vez más sedentarios, aumentos en el tiempo frente a la pantalla, más comidas en restaurantes y el consumo de menos frutas y verduras”, dijo la experta.

“Nuestro estudio muestra dónde necesitamos enfocar nuestros recursos para prevenir y tratar la mala salud”, dijo la doctora Thorpe, quien también es vicepresidente del Departamento de Salud de Población en NYU Langone Health.

Entre los hallazgos más relevantes –y preocupantes– del reporte NYC HANES resalta el hecho de que los neoyorquinos son más sedentarios y consumen lo que podría ser considerado alimentos menos saludable. Otras revelaciones son:

  • 32% de los neoyorquinos están obesos (tienen un índice de masa corporal mayor a 30). La mayoría son hombres, personas con menos educación, sin seguro de salud e inmigrantes.
  • 2.7 a 3.8 es el aumento en el número de comidas por semana que consumen los neoyorquinos en restaurantes (tanto cenando en los mismos como pidiendo para llevar).
  • 32% es el aumento en el número de neoyorquinos que ven 3 horas de televisión o video juegos por día, incluso cuando la cantidad de tiempo dedicado al ejercicio sigue siendo la misma.
  • 41% de los neoyorquinos tienen problemas para dormir. Los déficits de sueño están estrechamente relacionados con un mayor riesgo de infección y tasas de enfermedad.
  • 40% de los neoyorquinos bisexuales tienen más de probabilidades de tener mayor dificultad para dormir que sus contrapartes heterosexuales, tal vez debido al estigma, los prejuicios y el estrés relacionado con el estatus de ser un grupo minoritario.
  • 8.3% (o más de medio millón) de personas de la tercera edad tienen síntomas de depresión. Las tasas más altas se registraron entre latinos y mujeres. La mayoría de las personas que sufren depresión no reciben asesoramiento ni atención y abusan más de substancias.
  • 13 al 16% fue el aumento de la tasa general de diabetes. Estas tasas siguen siendo altas y persisten las disparidades raciales y étnicas.

No todo es malo

A pesar de estas estadísticas poco alentadoras, los autores del estudio indicaron que no todas son malas noticias. Cuando se comparara con todo el país, Nueva York tiene menos personas obesas o fumadores. También se informó que los niveles de plomo y mercurio en la sangre de los adulos disminuyeron con una mayor concientización y una menor exposición ambiental.

“Pudimos demostrar que hubo una reducción de casi 50% en los niveles de mercurio de los neoyorquinos durante este período de 10 años durante el cual hubo una campaña educativa a gran escala para reducir el consumo de pescados conocidos por sus altos contenido de mercurio. Este es un gran éxito para los neoyorquinos “, dijo la doctora Mary T. Bassett, comisionada de salud del DOHMH.

Mujeres mejor que hombres

En general, las mujeres tenían tasas más bajas de factores de riesgo de enfermedad cardíaca que los hombres, con tasas más bajas de hipertensión (35% y 41%), menos tabaquismo (16% y 20%) y más mujeres comen cantidades saludables de frutas y verduras (al 6%) que los hombres (al 3%), como se recomienda en las directrices nacionales. Los hombres, sin embargo, eran más activos físicamente que las mujeres (35% y 25%).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

filed under: INTERNACIONALES

Comments

Leave a reply

 

 

DALE AQUI



DALE AQUI




EN EL EJIDO

Controlandoelejido.net . Designed and Hosted by JevHosting